Movimientos esquiando

esquí

En las jornadas de aprendizaje de esqui.online hoy hemos hablado sobre los diferentes movimiento para aprender a esquiar

Estos son los principales movimientos: 

  1. Diagonales. 
  2. Viraje al monte. 
  3. Viraje al valle. 
  4. Secuencia de virajes (paralelo elemental).

Diagonales Por descenso en diagonal se entiende una línea de descenso que atraviesa la línea de máxima pendiente. Es el primer paso hacia la auténtica conducción de los esquís; ya no es un simple modo de atravesar la pendiente, sino que consiste en alcanzar un punto previamente establecido con la velocidad y la trayectoria deseada. 

La técnica Partiendo de la posición básica con esquís paralelos y con angulación, cadera, hombro y pie del monte adelantados, deje que los esquís se deslicen a lo largo de la trayectoria deseada. 

Ayudarse con la intervención activa de los pies para efectuar ajustes de trayectoria. Notas técnicas Las articulaciones de tobillos y rodillas y el tronco están semiflexionados; peso del cuerpo distribuido sobre ambos esquís con un ligero predominio al valle. 

Los esquís deben cantarse siempre al monte y debe mantenerse constantemente la angulación a fin de conducir sin errores la trayectoria.

Ejercicios previos 

  1. Efectúe varias diagonales con mayor y menor toma de cantos. 
  2. Durante las diagonales, trate de levantar un momento el esquí del monte buscando el equilibrio sólo sobre el otro esquí. 
  3. Efectúe las diagonales en ambas direcciones e insista más en el lado que resulte más defectuoso y carente. 
  4. Elija, después de un primer aprendizaje, pendientes no homogéneas con protuberancias y surcos tratando de mantener igualmente la trayectoria pretendida.

Viraje al monte El viraje al monte nos permitirá conseguir un cambio de dirección o una frenada rápida con esquís paralelos.

A partir de la diagonal efectuar una flexión seguida del clavado del bastón del monte y de la sucesiva extensión, girando al mismo tiempo con los dos pies en la dirección de la montaña. Volver a la posición de angulación flexionando y terminar el viraje con un derrapaje lateral de los esquís en paralelo. 

Se puede realizar el mismo ejercicio partiendo desde la máxima pendiente, con el apoyo del bastón interior respecto al radio de curva. En este caso es mejor buscar una pendiente no demasiado pronunciada a fin de cuidar bien todas las fases del viraje sin adquirir demasiada velocidad. 

Ejercicios previos 

  1. Efectúe diagonales sin derrapaje alternando los movimientos de flexión, apoyo del bastón y extensión. 
  2. El bastón debe clavarse al final de la flexión y al inicio de la extensión. Así se dará ritmo al movimiento y se facilitará dicha extensión. 
  3. Realice la extensión en vertical, rápidamente y con decisión, implicando las articulaciones de tobillos, rodillas y cadera. 
  4. Preste atención para que la acción de giro se produzca simultáneamente el canteo de los esquís, permitiendo así el paralelismo de los esquís y una adecuada distribución de nuestro peso sobre los mismos.