LA VIVIENDA Y LOS CRÉDITOS SIN INTERESES

Estamos acostumbrados a buscar piso por diferentes portales inmobiliarios y encontrar siempre precios abultados que se nos van de las manos y de la chequera. Para esas ocasiones nos hacen falta ayudas externas que pueden recibir varios nombres, desde ayudas paternas y familiares, hipotecas ofrecidas por entidades bancarias o mini créditos sin intereses. Esto se debe a que los sueldos habituales que se encuentran en España no se permanecen en sintonía con los gastos diarios, independientemente de la clase social a la que se pertenezca. Además de la burbuja inmobiliaria que sufren las grandes áreas metropolitanas de España, como ocurre en ciudades como Madrid, Barcelona o Bilbao, también tiene mucho que ver el salario medio español.

Tanto para la compra de una vivienda como para el alquiler de una habitación o casa, el requerimiento más habitual es el de pedir una o varias nóminas indicativas del dinero que cada mes se lleva uno a casa. Además, si uno decide apoyarse en los intermediarios que los ayuntamientos ofrecen, esa nómina ha de ser elevada para poder firmar el contrato de defensa de ambas partes, tanto del dueño de la vivienda como del propio ayuntamiento local como del nuevo inquilino. Todas estas situaciones no hacen más que darnos dolores de cabeza porque se nos hace casi imposible seguir avanzando en nuestro periplo vital, pero hay que decir en este sentido que también hay vida más allá gracias a alternativas como los mini préstamos con ASNEF y sin nómina de la que temer.

Pese a la crisis que se ha vivido en España durante los últimos años, y aunque se está viviendo una recuperación económica en los últimos momentos, el precio de la vivienda en España continúa subiendo en 2017 respecto a sus anteriores bajadas considerables. Se estima que la subida se encuentra en un 4% interanual, a lo que se suman diez mensualidades consecutivas aumentando su valor. Si echamos la vista al año natural, durante los meses de verano, desde junio hasta septiembre el precio y venta de las viviendas se ralentizaron, en contrapartida de los meses primaverales. Si le echamos un vistazo a los gráficos que calculan los índices de cada comunidad autónoma española, nos encontramos con que las mayores subidas interanuales corresponden a Navarra y a Catalunya, con subidas sufridas desde el 2,2% al 6,6%, resepctivamente. Como era previsible, los precios más altos se siguen presentando en la citada Catalunya, Madrid y Baleares.

¿VIVIENDA NUEVA O VIVIENDA DE SEGUNDA MANO?

Cada vez que nos interesamos por el precio de la vivenda seguimos la misma rutina: ojear someramente las noticias relacionadas con el precio de las casas en nuestra zona de interés, comprobar si se mantienen, bajan o suben sus valores económicos y comenzar a hacer las búsquedas. Estas pesquisas se realizan de varias formas, siempre dependiendo del tiempo libre y ganas que uno tenga en iniciarse en la aventura que significa encontrar la casa de sus sueños. Principalmente se encuentran tres tipos: las búsquedas personales, las búsquedas a través de una inmobiliaria y las búsquedas mediante portales de la vivienda.

Las búsquedas personales pueden realizarse de dos maneras diferentes, bien desde el conocimiento de viviendas que se alquilan o compran gracias a conocidos o amigos y familiares en común que conocen de hogares que se adaptan a nuestras necesidades, tanto economómicas como intrínsecas. No es lo mismo buscar una vivienda para una persona sin visos ni intención de ampliar la familia (a lo sumo junto a su pareja o sus animales de compañía como gatos o perros) que para una pareja asentada con bebé de camino o incluso con familia ya hecha. La zona puede seguir siendo la misma de interés, pero cambiará mucho el número de metros cuadrados y la disposición de la casa, así como la presencia de colegios y centros escolares cercanos al lugar. Esta búsqueda puede realizarse bien dando paseos por la zona en busca de carteles de ‘Se alquila’ o ‘Se vende’ o por medio del conocimiento que un amigo o familiar tiene del mismo. La confianza en ello será casi total al tratarse del consejo de alguien cercano.

Las búsquedas por medio del trabajo que realizan las inmobiliarias son cada vez más frecuentes, tanto por el tiempo que se gana como por el tesón que los agentes inmobiliarios ponen de su parte. Desde un primer momento conocen los precios que el mercado inmobiliario ofrece y las condiciones que pueden cerrarse o suponen una locura por su excesivo precio. El tuempo dedicado por estos profesionales será total. Junto a ellos, las búsquedas desde portales de vivienda cada vez aumentan más sus visitas, bien sea desde portales locales pertenecientes al ministerio o a sociedades locales, bien desde buscadores online desde los que uno puede conocer precios de cualquier zona, tanto pertenecientes a agencias inmobiliarias como a particulares.

Comments

Deja un comentario

Your email address will not be published. Name and email are required