Que es y como tratar una sobrecarga muscular

Las sobrecargas musculares son una contracción involuntaria y continua de las fibras musculares, que es consecuencia de una práctica excesiva de deporte. Para su tratamiento, te recomiendo visitar el centro médico de valdepenasfisiosalud.com, porque allí encontrarás a los mejores fisioterapeutas para el tratamiento de la misma.

Es una afección que se presenta comúnmente en las extremidades superiores, el cuello y los hombros. Todo como consecuencia de una mala práctica deportiva, y debes conocer más al respecto para que puedas saber cuándo ir a un profesional, por lo cual te invito a que sigas leyendo.

Síntomas de una sobrecarga muscular

Las sobrecargas musculares se destacan por presentar síntomas como el dolor o la pesadez de los músculos afectados. También puede provocar molestias en las articulaciones o falta de movilidad, al mismo tiempo que espasmos musculares que llegan a ser bastante molestos por la contracción continua de los músculos.

¿Cómo se trata una sobrecarga muscular?

El tratamiento consiste especialmente en apaciguar el dolor, y en aplicar una terapia de calor en la zona afectada. También el masaje de descarga muscular realizado por un fisioterapeuta puede ser de gran ayuda, porque así se podrá hacer el proceso para un grupo muscular en concreto y tener unos mejores resultados.

¿Cómo se previenen las sobrecargas musculares?

Es vital tener en cuenta que existen varias formas de prevenir una sobrecarga muscular, dentro de las cuales están las siguientes:

  • Realiza ejercicios de calentamiento antes de empezar el ejercicio para preparar tus músculos para la actividad física.
  • Debes realizar una buena rutina de estiramientos después del ejercicio para que se reduzca el cansancio muscular.
  • El entrenamiento físico debe estar adecuado a tu nivel físico, por lo cual debes consultar con un entrenador cualificado para evitar el entrenamiento excesivo.
  • Incluye un descanso en las partes más importantes del ejercicio para que tus músculos puedan soportar el entrenamiento.
  • Mantén una buena hidratación antes, durante y después de cada entrenamiento para que tu cuerpo tenga suficientes nutrientes.
  • Usa de forma adecuada todos los materiales para hacer ejercicio.
  • Acude de forma regular a un fisioterapeuta para que se hagan masajes de descarga muscular. Esto especialmente si tienes el riesgo de sufrir de estas lesiones.

Es importante tener en cuenta que los nutricionistas recomiendan tener una dieta rica en carbohidratos y proteínas. Esto con la finalidad de que se pueda mantener un buen rendimiento muscular y que se pueda evitar la fatiga durante los entrenamientos.