Precauciones en a bordo

La mayoría de las cocinas de los barcos utilizan una bombona de butano, por lo que, al ser éste más pesado que el aire, hay que impedir que haya fugas y que se sumerja en la sentina, donde se podría concentrar y constituir un foco de incendio peligroso. Al encender la cocina, prenda primero la cerilla y téngala lista cerca del quemador antes de conectar el gas. Asegúrese de que el quemador está encendido por todas partes. Si, por cualquier motivo, descubre que la llama se ha apagado y que ha seguido saliendo gas, desconecte todo e informe al patrón de lo que ha pasado

Cuando se está en la mar hay que tener mucho cuidado en la zona de la cocina, porque hasta preparar café o té se puede convertir en una tarea arriesgada. Para travesías de más de una o dos horas, el plan más seguro es preparar termos con bebidas calientes antes de partir y estibarlos verticalmente en algún sitio seguro. Si está trabajando en la cocina mientras navega, lleve a cabo cada paso despacio y con cuidado para que nada pueda deslizarse y caer. Incluso si se está anclado con un ancla brittany El sitio más seguro para colocar las tazas mientras prepara bebidas calientes es sobre un paño mojado colocado en el fregadero. Cuando termine de cocinar, compruebe que todos los quemadores están apagados. También es aconsejable cerrar la bombona de gas por la noche o cuando no se está do, aunque los patrones tienen sus propias normas sobre este tema. Si el gas se acaba mientras está cocinando. apague el quemador pregunté cómo cambia la bombona. A veces se cambia simplemente la tapa superior de la misma pero en otras ocasiones hay que cerrar la llave principal antes de destapar una bombona y conectar la nueva.

Conservación del agua y la electricidad

En tierra, cuando abre un grifo o enciende una luz, está seguro de tener un suministro continuo de agua fresca o electricidad. A bordo, el agua sale de un depósito de capacidad claramente limitada, mientras que la electricidad viene de las baterías del barco, salvo que se esté amarrado a un puerto y con la toma de tierra conectada. Por tanto, acostúmbrese a economizar agua y a no dejar luces encendidas innecesariamente. Por ejemplo, al fregar los platos, no aclare bajo un chorro de agua, ni deje el grifo abierto mientras se cepilla los dientes. Muchos patrones piden a un miembro de la tripulación que se responsabilice de llenar los depósitos siempre que el barco esté atracado y cerca de una manguera. Si este trabajo recae en usted, asegúrese de que conoce la localización exacta de las bocas de los depósitos hay casos de tripulantes que han llenado diligentemente lo depósitos de combustible con agua dulce. Otro trabajo rutinario es el de achicar la sentina, por lo que entérese de dónde está la bomba de achique y de cómo funciona

Comments

Deja un comentario