La mejor decision

Cuando llega el momento de decir adiós a algo que es muy querido para nosotros, siempre pensamos en que el final no sea muy malo, y no hablo de personas, hablo de objetos que tenemos a los que les hemos cogido mucho cariño a lo largo de los años y que cuando llega el momento de sustituirlos, en ocasiones nos sentimos mal porque han pasado media vida a nuestro lado. Esto suele pasar sobre todo con los muñecos que guardamos con mucho cariño desde que éramos niños, muñecos que ya están descoloridos y en ocasiones deteriorados, pero que nos resistimos a tirar porque nos han acompañado las noches que teníamos miedo o las motos que nos compramos siendo adolescentes, cuando todavía no tenemos edad suficiente para comprar un coche, pero necesitamos movilizarnos de manera autónoma, esa moto que nos ha llevado a todos lados hasta que hemos cumplido los dieciocho años y la hemos sustituido por un cochecillo de segunda mano.

Ese coche que pasa con nosotros varios años, en ocasiones más de los que deberían, ese coche que ha sido testigo de los mejores momentos de tu vida, en el que has realizado viajes inolvidables, ese coche que aunque tiene más años que matusalén no te ha dejado tirado nunca, en ese coche terminaste de aprender a conducir, no sin algún percance, cosa de poco eso sí, en el fue tu hermana el día que se caso, y en él vas todos los días al trabajo. Pues ese coche ya no aguanta más y no te va a quedar más remedio que llevarlo al desguace.

Quieres que sea el mejor desguace, ya que quieres que lo traten lo mejor posible, un amigo te ha dicho entra en cochesparadesguace.com veras como aquí lo hacen todo correcto. Así que te armas de valor y entras en la web, es un desguace que compra los coches siniestrados, averiados inundados o tan viejos como el tuyo. A la mañana siguiente vienen a verlo, te hacen una tasación bastante buena por cierto y se llevan el coche al desguace donde lo van a desmontar, reciclar las piezas que se puedan utilizar para venderlas de segunda mano y las piezas inservibles, deterioradas o que contaminan en demasía serán clasificados y redirigidos a los lugares habilitados para la destrucción de productos contaminantes. Y este es el fin de tu coche, un final digno para un amigo fiel.

Comments

Deja un comentario