Cómo manejar los motores fueraborda

Navegar y maniobrar un bote auxiliar con motor fuera borda es una forma excelente de empezar a aprender sobre manejo de los barcos en general. Algunos patrones se dan cuenta de esto y siempre dejan que sus tripulantes manejen el auxiliar, pero otros son más reacios a ceder el asiento de gobierno. Incluso si al principio no tiene la oportunidad de manejar una fueraborda, observe atentamente para ver cómo se hace. Recuerde que: Con una fueraborda se gobierna igual que con el timón, es decir, si quiere ir marcha avante, ponga la caña del timón a estribor para ir a babor, y viceversa. Marcha atrás (hacia popa), la caña del timón a estribor hace que la popa se mueva hacia babor y que la proa se deslice a estribor, y viceversa. Mueva la caña del timón siempre con delicadeza. Si se hacen movimientos bruscos con el motor en marcha, se corre el riesgo de volcar el auxiliar.

Un auxiliar con fueraborda sólo se puede gobernar cuando está en marcha, tanto hacia adelante como hacia atrás. Con el motor en punto muerto, el gobierno no tiene efecto. Cuando vaya a abarloarse, hágalo siempre en contra de la marea o corriente, o en contra del viento si éste es la fuerza mayor. Esto tiene un efecto de freno importante y le ayudará a gobernar más fácilmente Cuando vaya a abarloarse, llegue con poca velocidad Siempre será más fácil acelerar si se queda parado demasiado pronto, que lo contrario. Un auxiliar bien cargado con personas y pertrechos, incluso si es una neumática, cuando va propulsado con un fueraborda, mantendrá su inercia durante un buen trecho. Los principiantes deben acercarse lentamente, con las luces de navegación, poner el motor en punto muerto pronto y derivar el último tramo, mejor que llegar a gran velocidad y confiar en frenar me- tiendo la marcha atrás.

Muchos barcos modernos tienen una plataforma de embarque a popa, cerca del nivel del agua, con boyas y defensas y con una escalera que llega hasta la bañera y una balsa salvavidas . Este tipo de plataforma es útil para cargar y descargar, pero a veces es difícil acceder a ella si hay una fuerte marea que nos aleja. En este caso puede que sea más fácil acercarse al costado del barco, en contra de la marea, y llevar el auxiliar a mano hasta la plataforma. Embarque Una vez en la plataforma o escalera, haga firme la amarra para no alejarse otra vez. Si hay varias personas en el auxiliar, debe descender primero una de proa, luego otra de popa, y así sucesivamente hasta que sólo quede una persona, más o menos, en el centro de la embarcación. Esta puede luego pasar el equipaje. No es conveniente que haya más de una o dos personas sobre la plataforma de popa al mismo tiempo, especialmente en el caso de barcos pequeños, en los que el peso puede hacer que la plataforma se sumerja en el agua. Una vez que el auxiliar esté vacío, déjelo amarrado a popa, si se mantiene alejado del barco, o llévelo hacia el costado y, apoyado sobre un par de defensas, amárrelo por proa y por popa. Los auxiliares por la noche Un gran número de accidentes náuticos se producen en los auxiliares por la noche, a menudo cuando tripulantes inexpertos vuelven al barco después de una buena cena o de unas cuantas copas. En estas circunstancias hay que extremar el cuidado, ya que la frontera entre estar seguro a bordo y sumergido en una fría corriente puede ser muy sutil y muy pequeña. En un auxiliar hay que moverse siempre despacio, tanto al subir como al bajar. Tenga cuidado con las superficies resbaladizas y las escaleras y no intente sobrecargar el bote para ahorrarse un segundo viaje. Lleve una bocina de gas y una linterna potente, preferiblemente una con luz de haz abierto, que pueda usar cuando esté de camino

Comments

Deja un comentario

Your email address will not be published. Name and email are required